Ley 640 de 2001

Por la cual se modifican normas relativas a la conciliación y se dictan otras disposiciones

Por medio de la presente ley se busca evitar que la totalidad de conflictos jurídicos que surgen entre los ciudadanos, tengan que solucionarse necesariamente ante un Juez de la República y en su lugar se acudan a otras figuras como los Mecanismos Alternativos de Solución de Conflictos (MASC).

La Conciliación es un Mecanismo Alternativo de Solución de Conflictos, en el cual dos partes con un conflicto jurídico que pueden ser dos personas particulares o un particular con una entidad pública o privada se reúnen en un Centro de Conciliación, con el acompañamiento de un tercero imparcial y neutral denominado Conciliador, con el objetivo de que estas partes, por su propia voluntad lleguen a un acuerdo frente a su conflicto, el acuerdo se consagra en un documento que se denomina Acta de Conciliación.

En esta ley se dictan algunos parámetros importantes para regular LA CONCILIACIÓN, pues esta figura presenta muchos beneficios para los usuarios del sistema judicial

BENEFICIOS DE LA CONCILIACIÓN

  • No necesita abogado: tanto para solicitar la Conciliación, como para asistir a la audiencia de conciliación no se necesita ser abogado ni estar representado por uno; a diferencia del proceso judicial en el que muchas veces se exige la representación de un abogado para presentar la demanda y para asistir a las audiencias
  • Agilidad en el trámite: la Conciliación es un mecanismo muy rápido, pues una vez solicitada la audiencia de Conciliación y aceptada por el Centro de Conciliación, se cita a la otra parte y en el menor tiempo posible se realiza la audiencia en la cual se busca ponerle fin al conflicto; a diferencia del proceso judicial en el cual hay que surtir una serie de trámites y esperar mucho tiempo para que finalmente las partes se reúnan ante un juez que pondrá fin al litigio.
  • Acuerdos en los que prima la voluntad de las partes: en ningún caso el Conciliador impone sus decisiones o sanciones, pues son las partes las que mediante el dialogo tratan de llegar a un acuerdo que les sea favorable a ambos, la Conciliación no intenta buscar culpables ni sancionar a diferencia del Juez, su objetivo es acercar a las partes para que ellas mismas pongan fin al conflicto que les aqueja.
  • Informalidad: La conciliación se desarrolla dentro de un ambiente informal pero respetuoso, en un lenguaje claro y comprensible para todos a diferencia de lo que sucede en muchos jugados, donde se utilizan términos muy técnicos que pueden confundir a las partes
  • Economía: los Centros de Conciliación prestan su servicio de forma gratuita, los gastos en que tienen que incurrir los usuarios son mínimos y muchas veces se reducen a fotocopias y el envío por correo certificado de la citación al covocado, diferente al proceso judicial donde debe pagarse a los abogados, aranceles judiciales, impuestos y otro tipo de gastos propio de cada proceso.
  • Seguridad Jurídica: un Acta de Conciliación se equipara o es igual en sus efectos a una sentencia de un Juez de la República.

CARACTERÍSTICAS DE LA CONCILIACIÓN.

La Conciliación puede recaer sobre temas de Derecho Civil, Derecho de Familia, Derecho Laboral, Contencioso Administrativo, asuntos de Competencia Desleal y Derecho de Consumo, es decir que si el conflicto de las personas encuadra en una de estas áreas del derecho, se puede adelantar la Conciliación para poner fin al litigio.

La Conciliación puede ser de dos clases:

  1. Conciliación Extrajudicial: es la que se desarrolla antes de iniciar un proceso judicial o por fuera de un proceso judicial, este tipo de conciliación a su vez se divide en dos clases:
  • Conciliación en Derecho: se desarrolla con Conciliadores en Centros de Conciliación o autoridades en cumplimiento de funciones conciliatorias
  • Conciliación en Equidad: se realiza ante conciliadores en Equidad
  1. Conciliación Judicial: se desarrolla dentro de un proceso judicial aquí no interviene un conciliador, sino que es el juez quien dirige la audiencia.

¿ANTE QUIÉN PUEDO CONCILIAR?

En materia Civil: se puede realizar la Conciliación ante los conciliadores de los centros de conciliación, ante los delegados regionales y seccionales de la Defensoría del Pueblo, los agentes del ministerio público en materia civil, los notarios, ante los personeros y los jueces civiles o promiscuos municipales.

En materia de familia: se puede realizar ante los conciliadores de los centros de conciliación, ante los defensores y los comisarios de familia, los delegados regionales y seccionales de la Defensoría del Pueblo, los agentes del ministerio público ante las autoridades judiciales y administrativas en asuntos de familia, los notarios , ante los personeros y los jueces civiles o promiscuos municipales.

En Materia laboral: ante los inspectores de trabajo, los delegados regionales y seccionales de la Defensoría del Pueblo, los agentes del Ministerio Público en materia laboral, ante los personeros y los jueces civiles o promiscuos municipales.

En materia Contencioso Administrativa: únicamente se pueden adelantar ante los Agentes del Ministerio Público asignados a esta jurisdicción.

En materia de Competencia Desleal: únicamente ante la superintendencia de industria y comercio.

En materia de Consumo: únicamente ante la superintendencia de industria y comercio.

GLOSARIO

Acta de conciliación: es el documento en el cual se consagran las partes en litigio, el lugar, fecha y hora de la Conciliación, las pretensiones de la Conciliación y finalmente el acuerdo logrado por las partes, se caracteriza por consagrar una obligación clara expresa y exigible

Constancias: puede pasar que la Audiencia de Conciliación no termina con un Acuerdo Conciliatorio entre las partes por múltiples razones, en consecuencia los centros de Conciliación expiden constancias cuando: no existe acuerdo entre las partes, cuando las partes o una de ellas no asiste a la audiencia y cuando el asunto a tratar no es conciliable.

Merito ejecutivo: es una característica del Acta de Conciliación, esto significa que en caso de incumplimiento de lo acordado, se puede acudir ante el Juez para que aquél haga cumplir lo pactado incluso por medios coactivos.

Cosa juzgada: quiere decir que una vez terminado un conflicto jurídico por medio de la Conciliación, no pueden iniciarse nuevos debates jurídicos ni judicial ni extrajudicialmente.

Conciliador: es una persona que mediante el dialogo busca que las partes en conflicto lleguen a un arreglo amigable que les favorezca, puede ser un abogado inscrito a un Centro de Conciliación, un estudiante de derecho inscrito a un Centro de Conciliación de un Consultorio Jurídico, un notario, una persona capacitada para conciliar en equidad, y funcionarios públicos capacitados y autorizados para conciliar.

Centro de Conciliación: es el lugar donde las partes se reúnen para dar solución a sus conflictos jurídicos, este Centro cuenta con los recursos de personal e infraestructura para prestar el mejor servicio a sus usuarios.

Extrajudicial: la Conciliación que se realiza antes de iniciar un proceso judicial o al margen del proceso judicial

Judicial: la conciliación que se realiza ante un jue, dentro de un proceso judicial.

Contencioso Administrativo: es un área del derecho que intenta dar solución a los conflictos que se presentan entre una persona con el estado.

Competencia Desleal: son actos en los cuales un comerciante intenta que su negocio prospere afectando a otros comerciantes con prácticas engañosas y reprochables. Los conflictos que se presenten por estas prácticas pueden ser objeto de Conciliación.

Consumo: las relaciones de consumo se caracterizan porque siempre el consumidor es la parte débil de la relación contractual, muchas veces el prestador de servicios se aprovecha de esta situación perjudicando a los consumidores y cuando se presenten conflictos en esta materia también se puede solucionar el litigio mediante una Conciliación.